“Nacidos para exportar”, es el lema de la campaña 2019 de la marca sectorial de la carne de cerdo, ChilePork, que en su edición nº 12, busca posicionar en el mercado asiático a Chile como país exportador de alimentos líder a nivel mundial. El constante desarrollo de su industria cárnica, gracias a los altos estándares de inocuidad, bioseguridad y sostenibilidad, además de contar con una autoridad sanitaria reconocida a nivel mundial, actualmente garantizan la calidad y seguridad de sus productos.

Este importante encuentro es la oportunidad de estrechar los lazos comerciales que desde 2006 en Corea del Sur (2007 Japón), autoridades gubernamentales y representantes de la industria nacional tanto del ámbito público como privado, han ido estableciendo con destacados importadores, clientes y prensa especializada en carnes de Corea del Sur.

Juan Carlos Domínguez, Presidente Ejecutivo de ChileCarne y representante de ChilePork durante su gira por Asia, comenta sobre el evento de este año: “Hemos recorrido un largo camino, con aciertos y con errores, pero con un horizonte claro: las exportaciones son el pilar fundamental de nuestra industria, y es el trabajo conjunto del sector público y privado el que permitirá continuar con este desarrollo, porque somos una industria que nació para exportar”.

En la gira de este año, destacará la presencia del analista internacional y fundador de Global Agritrends, Brett Stuart, quien dictará una charla acerca de la situación general de la carne de cerdo en el mundo, sus precios, crecimiento y expectativas en el corto plazo. Además, profundizará sobre la crisis que vive China con la Peste Porcina Africana y cómo esta enfermedad afectará los mercados mundiales, haciendo énfasis en China y Europa.

Chile, es un país reconocido por la calidad de sus exportaciones. Esta nación de tan solo 18,6 millones de habitantes decidió hace 30 años abrirse al mundo y ocupar un lugar destacado en el podio de los países productores y exportadores de alimentos. Hoy, Chile es el primer exportador de fruta y salmón del mundo, el tercero en nueces, el cuarto en vinos y el quinto exportador de carne de cerdo del planeta.

Fuente: Consejo Exportador de Alimentos de Chile.

Estas cifras son el resultado de la política chilena de apertura hacia la economía mundial definida hace 30 años. En 1990, Chile mantenía solo dos acuerdos firmados con otros países. Hoy, es la economía más abierta del mundo, con 26 tratados comerciales vigentes con 64 economías a lo largo del planeta, equivalentes al 63% de la población mundial y más del 86% del PIB global.

Con Japón, Chile lleva más de 20 años de relaciones comerciales y en la actualidad, esta nación es el mercado más importante para las exportaciones chilenas de carne de cerdo en cuanto a su valor. Durante 2018, se realizaron envíos por $144 millones de dólares (+25% respecto al 2017) equivalentes a más de 41 mil toneladas/vara (+7% respecto al 2018). Se estima que más de 1 millón de japoneses consumen una porción de carne de cerdo chilena al día.

Por su parte, Corea del Sur y Chile llevan más de 16 años de relaciones comerciales y en la actualidad, los coreanos son el segundo mercado más importante para las exportaciones chilenas de carne de cerdo en cuanto a su valor. Durante 2018, se realizaron envíos por $125 millones de dólares (+12% respecto al 2017) equivalentes a cerca de 48 mil toneladas/vara (+21% respecto al 2018). Se estima que más de 800 mil de coreanos consumen una porción de carne de cerdo chilena al día.

Una de las claves del éxito del cerdo chileno en estos mercados tiene que ver con la versatilidad de los cortes. Pero este año ChilePork quiso destacar una característica poco difundida: su aporte nutricional.

Durante el 2018, la marca sectorial chilena en conjunto a entidades especialistas en alimentación, realizaron una caracterización nutricional de la carne de cerdo chilena, lo que arrojó sorprendentes resultados.

En primer lugar, todos los cortes son una excelente fuente de proteínas. Con tan solo 100 gramos, cubren en promedio el 37% de la dosis diaria recomendada, y es una proteína de alto valor biológico que cuenta con todos los aminoácidos esenciales. La carne de cerdo no es hipercalórica y en promedio, todos los cortes alcanzan unas 184 Kcal.

Es una carne magra: 6 de los 9 cortes analizados cumplen con el descriptor “Extra magro” o “magro”. En su composición un 60% de las grasas son insaturadas, es decir grasas saludables. Además tiene un bajo aporte de colesterol y es una excelente fuente de vitamina B, cubriendo en un 30% la dosis diaria recomendada de esta última.

La industria chilena ha sido reconocida por su alto nivel productivo, y por mantener unos altos y exigentes estándares de bioseguridad. Entre los elementos que permiten la existencia de este equilibrio único, están que Chile es una isla fito y zoosanitaria gracias a sus fronteras naturales que lo mantienen aislado de amenazas. Este se ve reforzado por el trabajo de una autoridad sanitaria confiable y reconocida a nivel mundial.

Finalmente, ChilePork representa una industria sostenible. Con una alta inversión en tecnologías de primer nivel, cada día más productores chilenos abrazan la economía circular en sus procesos. Plantas de lodos, compostajes, biodigestores, lombrifiltros, entre otras soluciones.

Para esta nueva versión, los desafíos seguirán en la línea de mantener la excelente posición que la industria chilena de la carne de cerdo ha logrado en Asia: ChilePork nació para exportar, y gracias a un arduo trabajo público privado, el país sudamericano logra llegar a los mercados más exigentes del mundo con productos de la más alta calidad.