En el marco del proyecto “Nuevos escenarios para la carne de cerdo chilena en Japón, Corea del Sur y China”, co-financiado por ProChile a través del Fondo de Promoción de Exportaciones Silvoagropecuarias, ChileCarne busca mantener la posición de la carne de cerdo en Asia y profundizar relaciones comerciales, que permitan aprovechar las ventajas competitivas que entregan los acuerdos bilaterales vigentes y las nuevas posibilidades que entregará la ratificación del CPTPP.

En 2018, el 67% de las exportaciones porcinas del país tuvieron como destino Japón, Corea del Sur y China. Esto debido a las características geográficas de Chile que permiten producir carne de cerdo de la más alta calidad y libre de todas las enfermedades que afectan el comercio. La vocación exportadora de la industria, que viene creciendo de manera sostenida a una tasa promedio anual de 4% en las últimas dos décadas, y su capacidad de aprovechar las ventajas arancelarias de los acuerdos comerciales, han logrado que hoy Chile pueda exportar hoy a más de 60 países.

Sin embargo, las relaciones comerciales varían de acuerdo a las condiciones del escenario mundial, y hoy, la ratificación del CPTPP por varios competidores de Chile, los sitúan desde una posición arancelaria ventajosa. Sumado a esto, los efectos de la guerra comercial entre EE.UU. y China, además del cambio en la institucionalidad China, que traspasó todas las funciones de control de alimentos importados a la aduana, hacen que sea necesario estar presentes en cada momento en cada uno de los mercados para poder abordar los temas de la mejor manera.

Debido a esto, ChileCarne con el apoyo de ProChile y el SAG, está llevando a cabo una serie de actividades que permitirán mejorar la posición competitiva de Chile en estos mercados.

Dentro de las actividades destaca la visita de Rodrigo Castañón, Gerente de Negocios de la asociación, a los tres mercados de mayor relevancia para las exportaciones de carne de cerdo, para tomar contacto con autoridades e importadores locales que permitan profundizar y agilizar gestiones, que faciliten la relación comercial con estas economías que representan el 67% de las exportaciones en 2018.

Rodrigo Castañón, señaló “En Japón y Corea del Sur, uno de los principales temas tratados fueron la posible implementación de la certificación zoosanitaria electrónica, que es crucial para modernizar los procesos de envíos de carne y recepción por parte del país de destino, para de esta forma facilitar el comercio”, explicó.

Reunión de ChileCarne con autoridades japonesas.

En el caso de China, uno de los temas tratados más relevantes fue la habilitación pendiente de nuevas plantas chilenas, para que puedan realizar envíos al gigante asiático. De concretarse esto, las exportaciones de carne de cerdo aumentarían la oferta actual. “A nuestro interés de habilitar estas plantas, se suma la coyuntura de que los importadores chinos tienen una necesidad de comprar más. A raíz del brote de Peste Porcina Africana (PPA), se han perdido muchos cerdos, considerando que es un país que produce el 50% de la proteína a nivel mundial. Por esto, creemos que estas gestiones serán exitosas para todos”, comentó Rodrigo Castañón.

Finalmente, Rodrigo agradeció “la presencia y participación de nuestra máxima autoridad sanitaria, Horacio Bórquez, y a cada una de las agregadurías agrícolas de los países, que han trabajado duro para sacar adelante este proyecto tan beneficioso para el país”.