Esta nueva versión del simposio reunió a destacados expositores internacionales y tuvo un foco en el área de comercio y dinámica de los mercados principalmente. Juan Carlos Domínguez, Presidente de ChileCarne, dio a conocer la industria avícola chilena.

 En el marco de la IV Jornada Sudamericana de Avicultura se realizó el Seminario Internacional de Ciencias Avícolas “Avicultura: Pasado, presente y futuro”, durante los días 24 y 25 de junio en Quito, Ecuador, el cual tuvo por objetivo abrir paneles de discusiones y hacer reflexionar a los participantes sobre temáticas como el comercio y la dinámica de los mercados internacionales, aspectos de la nutrición de la carne de ave y sobre algunos mitos en relación a la misma.

El simposio, liderado por la Organización Nacional de Avicultores del Ecuador (CONAVE) reunió a las autoridades ecuatorianas más importantes, especialistas en el área de la inocuidad de la carne y de la sanidad avícola y contó con interesantes ponencias de expertos en el ámbito internacional. Asimismo, participaron representantes de la industria avícola de Chile:  Juan Carlos Domínguez, Presidente de la Asociación de Exportadores de Carnes, ChileCarne, y Pedro Guerrero, Gerente Técnico de la Asociación.

A diferencia de años anteriores, donde en su mayoría fueron presentadas temáticas de orden técnico como enfermedades asociadas a la carne, patologías, nutrición, reproducción y genética, este año el seminario estuvo mayormente orientado a tópicos relacionados con el comercio de los productos avícolas, tanto carne como huevo.

Asimismo, se analizó la situación actual de China porque aún cuando la Fiebre Porcina Africana (PPA) es una enfermedad que afecta exclusivamente a los cerdos, es tal la pérdida que ha sufrido el país asiático, que ha ido reemplazando una parte importante de la carne de cerdo por otras proteínas como el pollo y esto paulatinamente ha significado que se genere un cambio importante la demanda de otras proteínas, lo cual  impacta necesariamente en todo el comercio mundial.

En su presentación “Perspectiva Internacional: Industria de las Aves en Chile”, Juan Carlos Domínguez, Presidente de ChileCarne, realizó un interesante análisis sobre la situación avícola en nuestro país al entregar antecedentes y perspectivas internacionales para las aves.

También, destacó la labor de ChileCarne, como Asociación gremial, que a través de un trabajo conjunto con el SAG y DIRECON, marca presencia en 35 mercados a nivel mundial y el importante rol de la industria de alimentos de Chile.

Pedro Guerrero en tanto, expuso sobre aspectos nutricionales de la carne de ave, destacando una serie de atributos, como el hecho de que es considerada una de las proteínas animales de mayor calidad alimenticia presentes en el mercado, debido a que contiene todo el perfil de aminoácidos esenciales y en las proporciones que requieren los seres humanos. “Desde una mirada nutricional, se trata de una proteína de alta calidad, muy deseable para las personas. Se estableció una comparación de los precios de la carne de pollo de los últimos 40 años y se demostró que prácticamente todo sube, excepto la carne de pollo que se mantiene constante en el tiempo en términos económicos”, dijo Guerrero luego de haber participado en el Seminario.

Además, se discutieron algunos mitos, en particular el de las hormonas. Una vez más, se demostró que la carne de pollo no contiene ni se le inyectan hormonas. “Es contraproducente, porque estas hormonas de las cuales se habló durante décadas, son carísimas, valen como más de cien veces lo que vale un kilo de carne, o sea no tiene ningún sentido”, aseveró Guerrero. En la misma línea, el huevo también tuvo protagonismo, se destacaron sus atributos y  características y se puso énfasis en la importancia de hacer un buen manejo en su conservación.

Chile marcó pauta y tuvo gran acogida entre los asistentes, ya que nuestro país se ha destacado en los últimos años como un mercado altamente eficiente en términos de producción avícola y manejo del comercio internacional. “Chile es un país sumamente eficiente. Si bien es pequeño y produce solamente el 40% del maíz que requiere la producción animal en Chile -ave y cerdo básicamente-,  es capaz de comprar e importar todos esos insumos que se requieren: maíz, soja, genética, maquinarias; producir en Chile y exportar. Eso es destacable”, dijo Pedro Guerrero.