China se ha convertido en el principal mercado para la carne porcina de Chile, las exportaciones aumentaron un 72% durante el primer semestre del 2019  respecto al primer semestre de 2018.

Hoy, Chile se posiciona como uno de los cinco mayores exportadores de carne de cerdo a nivel mundial, siendo China su principal destino. Este año se proyectan ventas totales por un valor de más de 200 millones de dólares y el mercado chino cubrirá más del 30% del total de las exportaciones locales para este producto.

De acuerdo a las cifras de Aduana de Chile, las exportaciones de carne de cerdo a China aumentaron un 72% durante el primer semestre del 2019 respecto al primer semestre de 2018, pasando de 47 millones de dólares a 82 millones de dólares.

Durante el primer semestre de 2019, las exportaciones de carne de cerdo crecieron el doble en comparación a la totalidad del año 2018 considerando que para la industria de las carnes chilenas fue un año muy positivo donde se logró exportar más de mil millones de dólares, y donde el cerdo representó el 52%, posicionándose como la carne más exportada (520 MM de USD), situando a la industria de carnes como el cuarto sector exportador de alimentos de Chile después del salmón, la fruta fresca y el vino.

Juan Carlos Domínguez, Presidente Ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Carnes de Chile indicó que: “La industria porcina chilena desde sus inicios fijó su mirada en los mercados más exigentes del mundo, y hoy un 70% de lo que se produce se exporta”. Además, el ejecutivo destacó que de acuerdo al Ranking del United States Department of Agriculture (USDA), Chile es hoy el número 5 en la exportación de cerdo a nivel mundial solo superado por potencias como la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá y Brasil.

De acuerdo a Domínguez, “la demanda de carne a nivel mundial sigue creciendo, impulsada por China, y los acuerdos comerciales de Chile y su condición sanitaria nos permiten llegar con productos sanos e inocuos a más de 60 mercados en el mundo”.

El constante desarrollo de su industria porcina, gracias a los altos estándares de inocuidad, bioseguridad y sostenibilidad, además de contar con una autoridad sanitaria reconocida a nivel mundial actualmente, garantizan la calidad y seguridad de los productos chilenos y permiten decir que la industria porcina local es altamente eficiente en términos de producción y de manejo del comercio internacional.

“En la actualidad, cada vez más consumidores chinos prefieren estándares más altos de inocuidad y seguridad y están dispuestos a pagar más por esto, lo que ofrece una condición importante para el desarrollo sostenible de la exportación chilena de carne de cerdo a China”, sostuvo Domínguez.

El aumento de la demanda de carne desde China, se enmarca en un escenario internacional complejo, marcado por las consecuencias de la Fiebre Porcina Africana (PPA) que ha afectado su producción y ha disminuido su oferta interna. China es el responsable de más del 50% de la producción mundial de cerdo, por lo que al verse ésta afectada, impacta directamente en la oferta de proteínas a nivel mundial.

“No podemos olvidar que hasta el año 2018, China concentraba más de la mitad de la producción mundial de cerdos, por lo que esta enfermedad no solo afecta a China, sino que también a la oferta mundial de esta proteína”, concluyo el ejecutivo.

China no es sólo el mercado con mayor potencial del mundo, sino también uno de los mercados más abiertos e inclusivos, con una contribución cada vez más importante a la economía global.

Dado el escenario actual que afecta la producción de cerdo en Asia, según datos de la FAO se proyecta que la producción en China podría disminuir entre un 20% y un 30%. Esto ha provocado, que al existir esta escasez de carne de cerdo, países como Chile y Brasil, sigan  aumentando sus exportaciones hacia el gigante asiático.

Se espera que este año Chile exporte a China carne de cerdo por un valor de más de 200 millones de dólares y el mercado chino cubrirá más del 30% del total de las exportaciones chilenas de carne porcina.