Claves para entender el tiempo que va a tardar China a restablecer la producción de cerdos.

Muchos analistas se equivocaron al predecir los cambios del precio del cerdo en China causados por la peste porcina africana debido a una mala comprensión del impacto de la reducción de la cabaña. Esperaban que los precios en China se dispararan poco después del primer brote de agosto de 2018 pero no fue hasta principios de mayo de 2019 que los precios empezaron a aumentar bruscamente (Entender el tradicional ciclo del porcino es la clave para saber cómo afectará la PPA en China a los precios globales). La razón de esta demora en la escalada de precios fue que, durante el otoño y principios de la primavera, el mercado chino estuvo saturado por los cerdos de sacrificio regular y a esta producción se le añadieron, muy gradualmente, tanto los animales reproductores como los de engorde que se enviaban a matadero a medida que la PPA se extendía por todo el país.

Cuando se detectaba PPA en una zona, algunos productores vendían todos sus animales porque preveían que las autoridades podrían acabar sacrificándolos, eliminándolos de la cadena alimentaria. En caso de eliminación, únicamente hubieran obtenido la indemnización oficial que no sólo es incierta, sino mucho más baja que el precio de mercado. En otros casos las granjas se vaciaron a las primeras muertes, antes de que la enfermedad se extendiese al resto de la producción. A veces, estos animales permanecían en la cadena alimentaria y de este modo evitaron la subida de precios. Sin embargo, en junio de este año, la enfermedad se había extendido y el sacrificio de animales sanos ya se había completado. Sin embargo, los intentos fallidos de repoblación seguían proporcionando animales al mercado, aunque no suficientes para compensar la escasez que comenzó a extenderse por todo el país.

Es posible rastrear la propagación de la enfermedad a través del país mediante la interpretación de los precios. Si se analiza el precio diario de distintas regiones de China, las caídas bruscas de precio indicaban nuevos brotes de PPA. Esto era debido a las ventas inesperadas de animales para recuperar el valor antes de que las autoridades decretasen la despoblación de la zona.

De un modo parecido, podemos observar la evolución de la repoblación en China, si está siendo exitosa o no, analizando tanto los precios como la producción total. Hay dos aspectos que determinan el precio del cerdo y el ciclo de producción, que la PPA está emulando. El primero, tanto para productores como para las empresas, es en qué momento aumentar la producción (o, en este caso, repoblar), que es una decisión arriesgada, por lo que no todos la van a tomar al mismo tiempo. El conjunto de decisiones a lo largo del tiempo forman una distribución y, en general, pueden ser optimistas (por la previsión de precio/beneficio elevados) o escépticas y de “esperar y ver”, que retrasan la repoblación hasta que haya evidencias de que a otros les ha ido bien. En el gráfico se muestran estas dos distribuciones potenciales en la parte superior del “MBA square” que es una herramienta para ilustrar la combinación de dos posibilidades.

Gráfico 1. Se describen cuatro patrones diferentes de repoblación de la cabaña porcina dependiendo de cuándo se toman las decisiones de repoblación (temprano/tarde: parte superior del gráfico) y el tiempo necesario para restaurar totalmente la producción (uno-pocos/varios intentos: izquierda del gráfico). Las distribuciones de probabilidad acumuladas del tiempo de recuperación se muestran en rojo y las líneas rojas punteadas muestran la cantidad de meses necesarios hasta que se alcanza el 80% de la repoblación.

El segundo punto importante, una vez tomada la decisión de cuándo repoblar, es si se va a tener éxito rápidamente o si se van a necesitar varios intentos de repoblación hasta recuperar el nivel de producción previo. Estas dos posibilidades se representan en las distribuciones del lado izquierdo del “MBA square”. Dentro de los cuatro cuadrados, se muestran las combinaciones matemáticas según el momento en qué se decide repoblar y el tiempo necesario para restaurar la producción.

En el recuadro superior izquierdo vemos una distribución de repoblación “bimodal” que ilustra el patrón de recuperación de la producción si la mayoría de productores elige una repoblación rápida pero no tiene un éxito inmediato. Los dos picos representan dos oleadas de aumento de producción, siendo el segundo el grupo de repoblaciones tras los primeros fracasos. De un modo parecido, el recuadro superior derecho muestra decisiones más tardías o cautelosas de repoblación, pero también con muchos fallos que comportan múltiples repoblaciones para muchos productores antes del restablecimiento de la producción en todo el país.

En el recuadro inferior izquierdo ilustramos el mejor escenario posible, con repoblaciones tempranas y muchas de ellas exitosas y, en el recuadro inferior derecho, mostramos un inicio tardío, pero con éxito.

Hay que tener en cuenta que estas gráficas se han construido usando marcos temporales hipotéticos pero razonables, por lo que solo están destinados a mostrar posibles patrones más que a hacer previsiones de lo que sucederá en China.

Esperamos, sinceramente, que la recuperación de China sea rápida y exitosa. Se están realizando muchas inversiones en repoblaciones de reproductoras, pero también en instalaciones, estructuras de bioseguridad regionales y nacionales. Observemos los precios porque serán la imagen invertida a la gráfica del retorno a la producción que mostramos anteriormente. En otras palabras: cuando aumente la producción, los precios caerán, y viceversa. Ahora estamos equipado para ganar a los “profesionales” en el análisis de los signos económicos que salen de China y de lo que realmente significan para la normalización de la producción.

Fuente: 3tres3.com