El pasado jueves 7 de mayo tuvo lugar una jornada de validación del estándar de sostenibilidad del sector porcino nacional, el cual se enmarca dentro del Programa de Sostenibilidad para el Sector Agroalimentario, el cual dio inicio a comienzos del 2019 y que encabeza la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA) en alianza con la Asociación de Exportadores de Carne (ChileCarne), la Asociación de Productores de Cerdos (ASPROCER) y el Consorcio Lechero, con el apoyo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC).

Este proyecto busca contribuir en el posicionamiento de nuestro país como una potencia agroalimentaria sostenible en términos de producción a través del desarrollo de estándares de sostenibilidad para los diferentes sectores agroalimentarios en Chile, vinculando estas acciones al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. A la fecha, ya se han puesto en marcha el desarrollo de los estándares para los tres subsectores involucrados en este proyecto y se espera que en los próximos meses puedan incluirse nuevas industrias como la frutícola, vitivinícola y olivícola, entre otras.

La primera fase consistió en el levantamiento de una guía metodológica para la elaboración de estándares, para que éstos una vez desarrollados, sean cargados en la plataforma Standards Map, “que permite desarrollar estándares de distintos sectores y cada productor puede autoevaluarse, realizar gestión, acceder a un seguimiento de indicadores, en otras utilidades”, sostiene Daniela Álvarez, Jefa de Sostenibilidad de ChileCarne.

El taller de validación realizado se enmarca dentro del desarrollo del estándar porcino y contó con la presencia de 53 participantes entre los que contaron productores, asesores, laboratorios, sindicatos, entre otros, y buscó validar las temáticas que están siendo abordadas dentro del estándar, el cual se elaboró en conjunto con las contrapartes técnicas de las empresas y la consultora NSF International.

“En esta oportunidad y debido al gran universo de aspectos a tratar, se determinó que empezaríamos por granjas y producción. Se conversó sobre los temas que se abordarán y en qué profundidad se tratarán. Finalmente, se concluyó que de la construcción del estándar de cerdos, el 60% del contenido será atribuido al componente medioambiental-calidad y en menor medida, a ética, gestión y economía (15% cada uno aproximadamente)”, afirmó Daniela Álvarez.

“Nosotros lo vemos como una muy buena herramienta para que a futuro, en la medida en que las confianzas se vayan dando, el tema de fiscalización, seguimiento y control de los proyectos en general, pueda generarse vía plataforma y con el involucramiento de terceros”, concluyó la ejecutiva.