El objetivo fue entregar soluciones y garantizar procesos técnicamente correctos, innovadores y eficientes en el control de residuos y dioxinas en el sector porcino y avícola tanto en chile como en España.

El día 16 de octubre se desarrolló el seminario “Nuevas normativas y tendencias en el control de dioxinas y residuos”, organizado por la Asociación de Exportadores de Carnes de Chile, ChileCarne, que tuvo lugar en el auditorio de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile. El objetivo de este simposio fue dar a conocer los nuevos avances en materia legal y técnica sobre el control de dioxinas y residuos de medicamentos veterinarios, particularmente en cerdos y aves.

El evento que contó con la participación y las ponencias de Óscar Videla, Jefe de División Pecuaria del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), quien presentó “Rol del SAG en el control de dioxinas y residuos de medicamentos veterinarios en la producción de carnes y alimentos para animales” y de Juan Carlos Domínguez, Presidente Ejecutivo de ChileCarne, quien a su vez expuso sobre las “Acciones de la industria avícola y porcina para la prevención y el control de dioxinas y residuos de medicamentos veterinarios”.

Durante la segunda mitad de la conferencia, la temática se trasladó a conocer la realidad Europea y mundial, con dos invitados internacionales de primer nivel. La primera ponencia estuvo a cargo de Ana Peris, Directora Técnica de Gabinete de Servicios para la Calidad de España (GSC), quien la centró en las tendencias y cambios legislativos en materia de presencia de residuos en las carnes, uso de medicamentos veterinarios a nivel europeo y los controles oficiales aplicables.

En este sentido, menciona que a finales del 2017 entra en vigor el nuevo reglamento europeo 625-2017 relativo a los controles y otras actividades oficiales realizados para garantizar la aplicación de la legislación sobre alimentos y piensos, y de las normas sobre salud y bienestar de los animales, sanidad vegetal y productos fitosanitarios, que derogó el anterior reglamento 882. Enfocándose en aquellas áreas del nuevo reglamente que establecen, entre otros, la manera en que se realizan los controles oficiales, particularmente sobre los muestreos, análisis de laboratorio y acciones ante resultados desfavorables de los programas de control de residuos europeos en alimentos y piensos.

Asimismo, reveló algunas de las novedades más importantes en materia de resistencia bacteriana (por ejemplo el plan español de reducción del uso de colistina en cerdos), como también sobre las nuevas regulaciones europeas de medicamentos veterinarios y de piensos medicamentosos. En este ámbito, habló de la nueva categorización de antibióticos para uso veterinario, la que se encuentra actualmente en revisión, pero que una vez entre en vigor, los productores que deseen enviar alimentos a Europa deberán atenerse a sus exigencias, que restringe el uso de ciertas sustancias, coloca requisitos sobre otro grupo de sustancias y permite el uso sin restricciones de otras.

“He querido aclarar algunos conceptos novedosos de los nuevos reglamentos europeos, en relación a los resguardos y requisitos necesarios para aplicar medicamentos veterinarios registrados, para aquellos que están fuera de la receta y para sustancias que no están autorizadas expresamente y ver como se está afrontando en Europa esta situación y cómo se están modificando además los límites de residuos en estos casos”, aseveró la especialista.

Por su parte, Esteban Abad, Jefe de Laboratorio de Dioxinas del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades de España, quien ha visitado Chile desde hace varios años, ahondó en el tema con su exposición “Actualización y desafíos en el control de dioxinas aplicado a la industria de las carnes”. Su presentación hizo referencia al tema del control normativo de dioxinas en carnes, sobre todo porcina, avícola con mención al pescado.

Lo anterior fue tratado desde dos puntos de vista, “lo primero que hace referencia a los límites y lo segundo pero no menos importante que tiene que ver con cuál es el procedimiento analítico que se va a utilizar para llegar a un determinado número, comprobar la ausencia o la presencia y la concentración de esta sustancia en carnes de cerdo, ave y en pescado también, entonces es una cuestión dinámica que está en constante movimiento”, dijo Abad.

Si bien fue enfático al decir que en Chile ha habido una evolución constante y una mejora continua en cuanto a programas de vigilancia, hizo hincapié en la necesidad de la industria de implementar el nivel de conocimiento en relación a los análisis en laboratorios.

Finalmente, ambos expertos españoles tuvieron una opinión muy similar al referirse a la industria porcina y avícola chilena:

“Yo creo que es muy prominente y muy preocupada de lo que tiene entre manos, es muy potente, sabe el potencial que tiene, sabe los recursos humanos y económicos con los que cuenta. En cierto aspecto, es impresionante”, concluyó el experto.

Por su parte, la especialista de GSC manifestó que es una industria “muy concienzuda, alineada con los criterios europeos, en temas analíticos, vemos que los resultados son muy eficaces y me quedo gratamente sorprendida, no esperaba menos tampoco pero siempre es una buena sorpresa el ver cómo lo que estamos recibiendo en Europa como consumidora es seguro, los resultados así lo están demostrando. De igual modo, las competencias técnicas evidenciadas por los especialistas en los laboratorios”, puntualizó Peris.

Algunas fotografías del seminario: