El programa busca fortalecer la competitividad de la industria agroalimentaria chilena a nivel global, mediante la aplicación de estándares que permitirán a las empresas demostrar su cumplimiento en materia de sostenibilidad.

 El jueves 8 de abril, en el marco del programa “Chile Origen Consciente”, tuvo lugar el lanzamiento -vía zoom- del piloto de los estándares de sostenibilidad en empresas de aves y cerdos, que contó con la presencia de representantes de la asociación de Exportadores de Carnes de Chile, ChileCarne, y de la Asociación Gremial de Productores de Cerdos de Chile, Asprocer, productores, representes del Centro de Comercio Internacional y autoridades gubernamentales.

«Chile Origen Consciente” busca posicionar a Chile en los mercados internacionales y a nivel local, como un proveedor de alimentos seguros, saludables y sustentables. Así mismo, fomenta la sostenibilidad del sector agroalimentario chileno mediante cuatro ejes: Generación de estándares de sustentabilidad por rubro productivo, evaluación de desempeño en sustentabilidad, una alianza público-privada y comunicación de los resultados.

Esta iniciativa, liderada por la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, ODEPA, del Ministerio de Agricultura, fue financiada con recursos de Corfo a través de la línea de Bienes Públicos para la Competitividad y en una primera etapa participan del pilotaje los subsectores de producción de carne de cerdo y carne de aves.  La gobernanza detrás de este proyecto se constituye de un Comité Asesor Estratégico conformado por representantes del mundo público y privado, entre los cuales se encuentran, la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, ASCC; el Ministerio de Medio Ambiente de Chile, MMA; ProChile; Fundación Imagen de Chile; la Subsecretaria de Relaciones Internacionales de Chile, SUBREI; la Asociación Gremial de Productores de Cerdos, Asprocer; Vinos de Chile; el Consorcio Lechero y la Asociación de Exportadores de Carne de Chile, ChileCarne.

En primera instancia, se proyectó un video que graficó cómo funciona el programa y los beneficios de “Chile Origen Consciente” a nivel sectorial y luego se abrió la conversación en torno a la importancia de esta iniciativa como motor de cambio y oportunidades para estos tres importantes sectores nacionales.

“Esta iniciativa abre un espacio de grandes oportunidades para el sector agroalimentario, pero también grandes desafíos, en particular hoy en día porque estamos en un escenario complejo, una crisis sanitaria que ha afectado al mundo entero en muchos ámbitos. Además, existe una problemática mayor que tiene que ver con la pérdida de la biodiversidad del ecosistema y cómo eso afecta a los sistemas de producción y sus posibles soluciones. Con respecto a los desafíos del sector, encontramos, el desafío de la pérdida de productos y energías que hoy han encontrado su solución en la economía circular y además, el desafío de adaptarse y responder a los nuevos cambios de conductas y patrones de consumo de los consumidores. En este sentido, el Ministerio de Agricultura ha abordado una estrategia que equilibra lo social con lo económico para trabajar de forma colaborativa”, aseveró Daniela Acuña, encargada de sistemas productivos sustentables del departamento de Sustentabilidad y Cambio Climático de ODEPA.

Asimismo, agregó que el programa tiene una inspiración en modelos internacionales, pero también en la experiencia nacional. “Se partió en 2018 desarrollando diversas herramientas que convergen en una serie de distintos instrumentos que van apoyando la idea de sostenibilidad en las empresas, y contribuyen a mejorar los puntos débiles a nivel productivo, mejorar el desempeño y gestionar el riesgo según las propias prioridades de los productores”, dijo.  “El enfoque sectorial es clave porque nos permite avanzar, porque permite que todos ganen, adquieran experiencia y mejoren en estos temas”, agregó.

Por su parte, Renzo Boccanegra, jefe de proyectos del departamento de sustentabilidad y encargado del programa en ChileCarne sostuvo que “Visualizamos este programa como una herramienta pública que apoyara a todos los productores de manera transversal, en la producción de alimentos a nivel nacional. La caja de herramientas y los procesos metodológicos permitirán a distintos sectores la construcción de sus propios estándares de sustentabilidad”.

“La experiencia en el proceso de elaboración de los estándares partió en todos los sectores pilotos con un diagnóstico, en donde se establecieron brechas de sustentabilidad en el sector y se levantó información existente tanto a nivel nacional como internacional respecto a los protocolos, estándares y prácticas que rigen a los distintos sectores. Posterior a ello, se priorizaron los aspectos que se consideraron más relevantes para luego invitar a participar a los diferentes grupos de interés en la cocreación de los estándares como herramientas para la gestión de la sustentabilidad, que le permita a los productores visualizar y comunicar sus procesos”, aseveró.

El programa contempla el desarrollo de una plataforma, la cual, permite mostrar el resultado de las autoevaluaciones de los sectores. “Comenzamos con estos tres sectores, pero en el futuro se podrá ampliar a otras industrias agroalimentarias de Chile” señaló Ann- Katherine Zotz, Manager Green Projects del Centro de Comercio Internacional, ITC, institución con quien se hizo una alianza para poder trabajar en la adaptación de esta plataforma que ya existía a nivel global, quien también desatacó “Las empresas que toman la autoevaluación van a recibir también, un análisis sobre los puntos que deben mejorar para avanzar en el cumplimiento de los estándares sectoriales. A nivel gremial los resultados serán entregados de manera agregada, de manera de poder observar los avances del sector en materia de medioambiente, social, económico, entre otros”,

A juicio de Daniela Álvarez, jefa de Sostenibilidad de ChileCarne, “se trata de una plataforma madura que le va a permitir a los productores tener una certificación y poder también compararse punto por punto con otros estándares existentes a nivel internacional y así poder ver qué tan lejos o cerca están del cumplimiento. Lo anterior cobra relevancia toda vez que muchas veces existen diversas exigencias para los productos alimentarios, dependiendo del mercado de destino, las cuales podrán ser visualizadas y administradas desde un solo punto”

Así mismo, los productores podrán sentirse seguros de que toda la información que están compartiendo es privada y se resguarda de manera anónima por el Centro de Comercio Internacional. Existe un tremendo potencial para los gremios y para el Estado quienes mediante reportes sectoriales entregados de forma agregada y anónima por la plataforma, podrán visualizar los avances en materia de desarrollo sostenible de los diferentes sectores agroalimentarios, esto significa contar con información de la contribución que hacen los sectores productivos a los ODS, de forma transparente, veraz y fácilmente. Estamos muy contentos, vamos a esperar ansiosos los comentarios y el feedback de este pilotaje por parte de los productores”.

El pilotaje estará disponible a partir del 15 de abril de 2021 para el uso de las empresas que lo soliciten, mediante la utilización de una plataforma de gestión de la Agencia de Comercio Internacional, dependiente de la OMC y de la ONU, adaptada para su utilización por las empresas chilenas, con la finalidad de que los usuarios puedan ingresar de manera más expedita y personalizada. El proceso de masificación al público general tendrá lugar en el segundo semestre de este año.